SAN FRANCISCO DE ASIS.

Iglesia Católica.

Espíritu Santo, fuente de Luz, Ilumíname.

Sagrado Corazón de Jesús

banner

La oración de la Iglesia venera y honra al Corazón de Jesús, como invoca su Santísimo Nombre. Adora al Verbo encarnado y a su Corazón que, por amor a los hombres, se dejó traspasar por nuestros pecados.


La difusión de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús se debe a santa Margarita de Alacoque a quien Jesús se le apareció con estas palabras: "Mira este corazón mío, que a pesar de consumirse en amor abrasador por los hombres, no recibe de los cristianos otra cosa que sacrilegio, desprecio, indiferencia e ingratitud, aún en el mismo sacramento de mi amor. Pero lo que traspasa mi Corazón más desgarradamente es que estos insultos los recibo de personas consagradas especialmente a mi servicio."


He aquí las promesas que hizo Jesús a Santa Margarita, y por medio de ella a todos los devotos de su Sagrado Corazón:

  • Les daré todas las gracias necesarias a su estado.
  • Pondré paz en sus familias.
  • Seré su refugio seguro durante la vida, y, sobre todo, en la hora de la muerte.
  • Derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus empresas.
  • Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.
  • Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente, el Océano infinito de la misericordia.
  • Las almas tibias se volverán fervorosas.
  • Las almas fervorosas se elevarán a gran perfección.
  • Daré a los sacerdotes el talento de mover los corazones más empedernidos.
  • Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón, y jamás será borrado de El.
  • Les prometo en el exceso de mi misericordia, que mi amor todopoderoso concederá a todos aquellos que comulgaren por nueve primeros viernes consecutivos, la gracia de la perseverancia final; no morirán sin mi gracia, ni sin la recepción de los santos sacramentos. Mi Corazón será su seguro refugio en aquel momento supremo.

Descargar folleto: Consagración al Sagrado Corazón de Jesús


Las condiciones para ganar esta gracia son tres:

  • Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción.
  • Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.
  • Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.

 

This template downloaded form free website templates